2 de octubre de 2007

Sobre la pasada semana

Un simple recordatorio, para acordarme o recordarme cómo fueron todos esos conciertos, a veces la mente olvida algunos detalles... bueno, no es que se olvida, si no que le es más difícil acordarse de algo, pero con una ayuda sale delante el recuerdo.

Día martes 25, la entrada a 30 desanimaba, más bien aparecieron los conocidos y la cantidad de carnets mostrada nos dio la entrada a solo 10 lukas, ya a punto de partir se logró entrar.
Con la oportunidad del Primer Encuentro Internacional de Artes Digitales, de Alemania llegó esta gran agrupación, nu Box, que dice que antes se llamaban Blue Box porque se dedicaban a tocar más que todo blues, pero decidieron tomar otro rumbo, uno electrónico y junto al DJ Illvibe hicieron blues del siglo 21 o más adelante supongo, INCREIBLE el feeling del bajista, tipos de más de 40, talvez cincuenta y algo, tocando de forma tan actual, fresca, qué se yo, realmente no hay que subestimar a nadie por la edad, la edad en si no dice nada, la edad solo hace variar la piel. Me alucinó, el bajista me alucinó, aparte de tocar ese contrabajo eléctrico con arco y cómo creaban esos ambientes "contemporáneos", más "free", que en ese sentido aparte de que es genial escuchar esas cosas. Lo que hace reír y emocionar aún más, es como la gente dejaba el lugar, les da miedo lo "contemporáneo" definitivamente, y pongo entre comillas lo de contemporáneo, porque no se si vale el término para definir algo que se sale de lo tonal y crea más bien sensaciones de disonancia y cosas así, la verdad no se qué termino se usa para definir eso. Mi punto es que el concierto me gustó, me agradó bastante, Alois Kott (el bajista) me alucinó, el trompetista igual, aunque el batero se la pasaba más tiempo hurgando la mac que tocando, el dj, para lo poco que entiendo del instrumento, un capo total, obviamente me reservo el comentario sobre lo que puso esa música "hip hop", "de rap", ustedes saben "sabadin, sabadan, sabadueira", pero no le daba mucha bola porque estaba más pendiente al bajo, insisto.
Aquí la página web del bajista Alois Kott.

Miércoles 26, habían muchos comentarios acerca la locura de Han Bennink, "toca con todo lo que encuentre a su paso", decían. En el trío con el que llegaba, estaba el contrabajista Pablo Nahar, quien ya llegó en una oportunidad anterior, solo que no recuerdo a quién acompañaba... el punto es que los que habrían al Trio Bennink, eran los Quimsa Bop, quienes definitivamente entraron a matar, fue buenísima la presentación, tocando standares a toda velocidad, David Aspi utilizando distorsion, el Edwin Mendoza "slapeando" al bajo con todo, y el Zegadex incitando a que hagamos palmas todo el tiempo y por su puesto haciendo reír un montón. Invitaron a Oscar Córdova, como ellos también tocan en Andes Sol... pero, si tendría que escoger un solo tema de todos los alucinantes que tocaron, me encantó la interpretación de "Someday my prince will come".
Pasando a la presentación del trío de Bennink, definitivamente hizo un espectáculo, al tocar con maderas, patear la batería, romper baquetas... una locura en sí la desesperación que representaba por tocar todo; el piso, el plato, con su pie, tirar la baqueta al suelo y tratar de agarrarla en el aire, y demás. Al final se subieron al escenario David Aspi, el Zegadex y Oscar Córdova y todos tocaron juntos.
Me alucinó la tocada de Quimsa Bop.

Jueves 27, un concierto muy especial, muy especial. Mi teoría, aquella que piensa que el instrumento en que mejor suena la música nacional en totalidad, es la guitarra, se comprobó, porque Juan Carlos Cordero me llevó a otro lado, sentía el sur, el norte, el este y el oeste del país (ya que tocó de todos esos lados algo). De paso sentir al lado, llegar y salir completo fue totalmente nuevo y muy especial. También tocaron el Papirri y de Brazil volvió (esta vez solo) Nelsón Latif, pero mi alucinación hacia Juan Carlos Cordero, hace que de estos no acuerde mucho, me acuerdo que el Papirri tocó composiciones (pocas) y algunas bossas, pero fue cortita su presentación, mientras que de Nelsón Latif, me acuerdo su anterior presentación.

Domingo 30, la persona aquella que tiene esa presencia y no me refiero a que sea intimidante o ese tipo de cosas, sino que tiene un no-se-que, pero que si está en la posición que está es porque así transmite/comparte la música, fue la primera vez que me di cuenta o que se me muestra que la guitarra es tan rica en cuanto a timbres, que se puedan hacer tantas cosas y que pueda transmitir tanto como instrumento, no solo con la música, si no el instrumento en sí, la guitarra.
La primera parte fue demasiado emocionante, es que ya no se que palabras utilizar, disfrutar así la música es tan bueno, que alguien pueda transmitir así las canciones, pero no se me confunda con que hable de tecnicismos y esas cosas que a mi no me importan, para mi alguien que te hace vibrar es alguien que vale la pena, así lo haga con una nota.
Cómo tenía así mismo la conciencia de que estaba delante un público y que nos está ofreciendo eso que es tan íntimo, de paso con ese mic que captaba todo, se podía escuchar hasta lo que respiraba... ojalá pudiera conseguir el video de este concierto...
Definitivamente Piraí Vaca es un grande en todo nivel, de paso saber que como persona le interesa la cosmovisión andina, hace Tai Chi... es una persona pues que está en otro nivel. Que bueno que nos haga quedar tan bien (de paso hace eso).
Y para finalizar una dedicación que será eterna, un tipo de dedicatoria que nunca pensaba tener, que no sabía se podía hacer, de paso de parte de él, ¿no ve?
Que emoción más grande.


Este año no fue FestiJazz, si no un FestiMúsica total.

Nota: La foto de nu Box la saqué de su myspace, todas las demás imágenes nos pertenecen.

----------0----------
Admito que tu factor aumenta la emoción de todos los conciertos.
Publicar un comentario