14 de noviembre de 2007

A.D.90

Leo en Ion Litio, este artículo que habla sobre el como era antes ¿no?, eso de "en otros tiempos", y bueno, el artículo ese supongo que es para aquella gente de los 80s, comienzos de los 90s, aquellos que solo llegaron hasta el SNES. Pues hablando de eso voy a recordar y escribir uno aplicado hacia los que nos tocó vivir, aquello, sencillo sin llegar a nada, solo recordar, más que todo los videojuegos.

En los noventas.

Nosotros viajábamos en tren!. También nos toco las carreteras peor que las de ahora, carreteras de tramos más largos y más tierra. De estar 3 o 4 en los asientos para 2 personas, no poder pararse a estirar las piernas en el pasillo porque o está tan lleno que falta aire o hay mil maletas ahí al lado de las personas sentadas en el piso. O no poder sentarse en todo el viaje porque no se consiguió pasaje y como hay tan pocos buses hay que tomar nomás el que está saliendo. Creo que ahora si bien la irresponsabilidad de los choferes sigue fiel a su causa, por lo menos alguito a mejorado las carreteras y la posibilidad de escoger el tipo de bus y hora de salida... aunque siempre hacen lo que les da la gana.

Eso si, con respecto a los frascos de medicinas con tapa a prueba de niños, no teníamos, aprendíamos a no jugar con los medicamentos y punto. También andábamos en bicicleta sin casco y ese tipo de cosas, por la misma avenida de los autos, nada de paseos para bicis o cosas, más que todo, usábamos la bici!, creo que ese es el punto.

Usábamos la patineta para bajar las calles empinadas.

Jugábamos "Chorromorro" y efectivamente nadie sufrió hernias ni dislocaciones vertebrales.

Salíamos de la casa las 8:30 o 9:00 de la mañana, para jugar todo el día, volvíamos para almorzar y volver a salir hasta que esté oscuro. Nadie podía localizarnos, solo nuestros amigos.

No había celulares! (solo los riquillos lo tenían... debería seguir siendo así), todos los accidentes que tuviéramos nos lo teníamos que aguantar, obviamente no había culpables, nos peleábamos entre compañeros, pero todas esas cosas las aprendimos a superar por nosotros mismos, incluso se volvía normal el hecho de que si alguien le salía sangre, porque se raspaba o se hacía algo más grave, buscábamos una pila para llevar agua, en una botella que encontrásemos en el piso, se la limpiaba y ya. No se nos pegaban enfermedades ni nada, también aprendimos a cuidarnos entre nosotros mismos, porque el que le avisaba a sus padres era un miedoso y maricón.

No había pues obesidad, solo gordos que muchos usaban (como ahora) de blanco para los chistes.

Pudimos jugar los últimos días del Atari y del NES, nos tocó disfrutar de la gloria del SNES, todos tenían uno, por lo menos de 10 amigos 8 tenían SNES e intercambiamos cassettes entre todos, la comunidad creció gracias al SNES, la envidia también, pero el que gana, gana. Para nuestra suerte el Play se volvió famoso después, aún el N64 tuvo fama (porque todos creían en Nintendo) mientras jugábamos como locos toda la tarde y mejor aún si era en la noche. A nosotros nos decían; "Seguro el nintendo... eso nomás saben!", decir Nintendo era aplicable para todo lo referente a videojuegos.

En la TV daban buenos dibujos, MTV era un canal de música y el cine aún tenía un toque de pasión, de disfrutar la sala, no como ahora que con tal de que entre más gente en un espacio reducido hacen cualquier cosa, más incómoda, maldito Monje Campero.

Encontrar videos específicos era todo un reto (anime, música, películas en general) el jodido VHS se veía mal, solo traían las películas famosas y mal grabadas (de paso), pero grabábamos cualquier cosa que daba en la TV hasta que nuestras cintas realmente se acaben.

El rumor del internet era solo eso, un rumor. Se decía que por la computadora podías escribirte con otra persona totalmente desconocida y te respondía, el internet era solo eso, ni soñar que se podían hacer tantas cosas, era el mIRC y punto.

Jugábamos futbolín, tunquña, canicas, pesca-pesca, etc. Íbamos donde los amigos a sacarlos de sus casas y todos podían salir o nos metían a su casa a pasar la tarde jugando sin cansancio, solo con pausas para tomar un bolo.

En si, lo bueno es que nos tocó vivir como lo último de todo ello, el hecho de no ser tan materialistas, de no complicarnos la vida con el bombardeo de información y de paso ser, en sí, la transición a lo que estamos ahora.

(Una lista de las consolas en el tiempo)

Las consolas lo explican muy bien, ya que pudimos jugar en Arcade, también jugar Atari y Nintendo, jugar con el GameBoy (ladrillo), ver el Gameboy Color, alucinar con el SNES, emputarse con el nuevo control del N64, usar una IBM, jugar Prehistorik, ver y/o usar un celular (ladrillo), usar internet con modem de una velocidad que no se puede creer (más lento imposible), usar cassettes para grabar y escuchar música, así como también usar cds, cuando el quemador de cds era una alucinación, y sin embargo también ver el DVD como una cosa extraña, la era digital, el 5.1, cosas que ahora ya están puestas... no se un montón de cosas, que para hacerlo bien, habría que especificar cada una de ellas.

Muy largo seguir con esto. Pero como dicen algunos escritos japoneses: "Never forget!".

Aquí un video que resume (en partes) lo que trataba de decir con los videojuegos, se llama "My childhood in four minutes"

----------0---------
Esto es solo para distraer, no esto, si no eso, todo.
El humor me invade, supongo, que jodido este año, ya se va sin embargo, es así nomás parece. Atemoriza esa sensación de diciembre próximo. Lo mejor es saber que... lo que se sabe.
Con el pie hacia arriba y la cabeza en el suelo. ¿Cómo será nadar?
No sabía de lo panorámico, cosas que no tienen sentido, quiero saber. Algunas veces la gente es tan densa.
Más bien somos un planeta de sonidos.
" " te siento.
" " siento.
Sigo pasmado.
Y me da ganas de decir lo que quiero escribir.
Publicar un comentario