1 de noviembre de 2008

Desde… parece

Una semana y algo, está tranquilo aquí y al presionado de esto se calma y se vuelve… no sé, algo de locura, pero no de esa creativa, sino de aquella que modula bastante el movimiento facial. Raro y real. Se convive, se presenta, son cosas nuevas, si.
No me importa, hay cosas que no pasan dos veces… y aunque pasasen al avanzar el tiempo, lo hace diferente, por tanto no es igual, no lo será, por más.

Lo bueno es que todo es parte de la experimentación, cuanto más se conoce, más dominio se tiene sobre lo que se quiere, no?

Comprendiendo… está muy bueno aquí. Vez? Ahora es como esos viejos buenos tiempos, pero mi edad es diferente, pero la esencia perdura… se siente lo bueno, está bueno y hay algunos toques y otras sensaciones puntuales a este tiempo. Se es.

Me acuerdo que desde la mañana pasaron cosas movilizantes… ir por las cuerdas nuevas, antes, había una especie de tensión no?, pero todo pasa, las cosas que no son importantes, lo importante perdura… y fue así que vimos textos y me enteré de ese algo tan especial que no deja de fascinarme, también estuvo el video… que puede servir, peor es nada.
Había cosas que hacer en la tarde… tratar de tocar… pero esa historia está narrada en sus diferentes páginas…
Luego, el Parafonista y todo ese potencial… tan íntimo, éramos nosotros y ellos delante, como dijo el maestrul “Estamos ensayando para ustedes”, lo sentí así, fue alucinante. Es tan buena banda el Parafonista, soy un fan.
No describo más el concierto, porque me doy cuenta que las descripciones que hago de estos conciertos tan especiales se están tornando iguales en la descripción… me doy cuenta que no puedo describir, solo puedo decir “alucinante, alucinante, fue mágico”, así que para eso mejor lo congelo.

Y así, llegando a casa la posibilidad nuevamente de remar.

Día siguiente duro, pesado, cansado, todo el día… y me encanta cambiar de ambientes, me fascina cambiar de ambientes, no hablo solo de lo físico, claro está, las cosas son por temporada, no soy aquel sedentario que soy, el aire, lo visual, lo sonoro, se deben un constante actualizante, sin fechas, es percepción arraigada propia.

Y lo estrenamos y aprovechamos de imprimir… qué más puedo decir? Que chochera que me da!

Siguiente día pasajero al siguiente donde ya se perfilaron los sonidos, algún Half Life previo al gusto del RockBand que es adictivo y vaya que es divertido y esa sensación sin ritalin envolvente.

Espero inquieto a que esas molestias en boca se vayan rápido y todos estén blancos, sin puntos y sin temblores.

Antes de ayer, el CNM es una linda comunidad… por lo menos en el área que compete, se siente muy bien ir y estar… siempre, por siempre en deuda.

Es que… pasan tantas cosas desde ese día… pero bueno, siento que es muy pronto aún, pero siento que va una línea… las demás ese día.

No entendía, y es que es tan extraño… así.
Una gesticulación pequeña en el rostro es todo lo que se puede expresar.

Publicar un comentario