15 de diciembre de 2008

Hacia mañana

Nuevo año acercándose, se debe actualizar… Espero esta vez poder cumplir con las actualizaciones, aquellas que se mantienen pendientes.
Dos años pasan muy rápido… estos lo hicieron. Me pregunto si se podrán superar…
Al principio pensé que había que acelerar todo, que debíamos poner más peso al de por si bastante pesado… y es recién ahora (bueno, hace como 3 o 4 semanas) que soy conciente de todas estas caminatas. Fue que vi atrás, lo recorrido… Volteé y vi aquellas luces ya bastante alejadas, temo que al año siguiente ya no se podrán ver, pero lo que me regocija que es de pronto al frente parece haber otro pueblito, no sé, no estoy seguro, pero en las noches se puede apreciar que hay una especie de luz, allá, adelante… o tal vez solo sean luciérnagas...

Estas (otras) cosas -sin embargo, quiero adelantar- no son nada solitarias, son producto, son contenido, de compartir… de visualización. Refiriéndome a todo este quehacer pasado, venidero y sobre la adjunción de materia.

Soy tan pero tan ingenuo, y darme cuenta, recordar, aceptar, despertar a esto me hace el mejor bien. Ojalá nunca se me olvide. Ojalá el medio este de gente tan alzada no me coma. Ojalá nos podamos alejar. Ojalá la música hable por si sola.

Hay bastantes (más aún) planes que antiguamente, la codicia aumentó. La lucha ahora cobrará sangre. Tiene que ser el todo por el todo. Lo ligero ya no entrará en mi cotidianidad.

Lo que más me alegra ahorita es que voy a poder (realmente espero) realizar estas (otras) cosas que tanto quedaron pendientes, para que estén cabalmente listas de aquí a 10 días.
Publicar un comentario