25 de noviembre de 2008

Hay tantas cosas

Las ganas estas, que se pueden apreciar a lo largo de estas últimas salidas, continúan, o no cesan, ambas.
Tal vez esto se siente por, o como, el hecho de llegar al dígito este, tal vez. Y las situaciones presentadas dan cabida subsecuente.
No sé, es lo que pasa, ¿cómo se puede saber?; solo con el tiempo… supongo, ya que si algo es claro: nadie te lo puede decir… exceptuando una persona. Esa persona. Aquí. En este planeta… y aprovecho de señalar que las cosas, comentarios y quejas, siempre son referentes a este planeta, no quiero irme a otros, me basta con este…
Tal vez tampoco se pueda evitar, por lo huéspedes que somos, de tal forma que (ahora digo hacia mi) mis cosas no solamente lleguen donde van apuntadas, y, con todo el derecho del resto de los invitados, lo pueden llevar a lo que les plazca, pero nosotros (ambos) sabemos de donde son y para donde van... tal vez tampoco se pueda evitar (risa sarcástica).
Y todo lo comento en ese tono, aquel que viene presenciándose aquí (del aquí stereo), por esa (justamente esa), tal vez, consecuencia digital (del digito)… y por qué no: alegría.

¿Sabes? Creo que la entrada referida al disco aquel que comentaba a modo de pregunta hace unos instantes por este medio, no va, luego será, no es lo más relevante, es por eso.

Pero también creo que, al igual que el micro, hay cosas que deben ir en otros lugares.

Lo que pasa es que sigo pasmado por la mirada, así como la década cumplida y el verse (y verso), así como los sueños y toda la importancia y toda la magia que se desplegó, la complementariedad no podría ser mejor y pienso que es aquí (en el ahora) donde debe ir plasmado esta sensación… Por la acción (de accionar). Tú.

Y adjunto imagen que representa de forma tan extraordinaria.


Por otro lado… no hay otro lado, siempre hay cosas que priman sobre las otras, siempre va a haber… a mi me prima las melodías producidas en, por y para…
¿Por qué? Porque de pronto uno, lo que siempre hizo fue esperar, entonces… ya se puede deducir el resto ¿cierto?


Suenas, luces, abrigas, calmas... envuelves.

Así tan ingenuo como se continúa… que sea siempre.
Publicar un comentario