23 de mayo de 2009

Vamos equipo!

En un principio me interesaba un distorsionador y nada más.
La distorsión la lograba en mi equipo de sonido Sony LBT A27 , poniéndole el volumen como a las 12 en punto y en la guitarra subiendo todo el volumen, y cuando no quería distorsión, le bajaba el volumen un poco a la guitarra, esto lograba que la guitarra pase de limpia a distorsionada con un manejo leve del volumen, nada más. Si quería distorsión le subía al máximo y si no lo quería le bajaba solo 2 puntos, nada más era necesario.
Lógicamente comencé a tener miedo de arruinar un equipo, que es una gloria, único, bastante querido lo verdad… es como que todo comenzó ahí… los primeros cassettes, las primeras tardes… mucha historia, bastante… y pensar que sigue ahí con esa imagen tan alucinante del como y ahora soy y estoy…

... Entonces fui a una monstruosa tienda, MARS… no entendía nada, pero quería todo, sin embargo, los precios eran bastante exorbitantes, las partituras de Bajo de Nirvana eran como $50… no podía gastar tanto en algo que estaba sacando de oreja… en fin, sector guitarras, no recuerdo ni cual probé... Fender, si, Stratocaster, muy probablemente, en un amp Marshall… algo me acuerdo.

Pero me interesaban más las baterías… ese cuarto inmenso, acústicamente planificado, con un montón de sonidos de cajas, bombos, platos, baquetas cayendo al suelo… Solo estaba libre la batería hecha añicos tanto probar, el parche de la caja estaba suelto, el bombo también, el hit-hat tenía destruido el pedal… bueno, un total desastre, intocable, tal vez lo único que disfruté fueron los platos…

Estaba muy nervioso, todo aquello me volvía loco y me faltaba tanto por saber… no sabía qué hacer.

DOD TEC 4x (julio de 1999)

Después de guardarme varios de esos plectros que regalaban, algo era cierto, necesitaba un distorsionador.
Quería esa cajita color naranja cuyo nombre decía BOSS, siempre lo supe… ummm, si aumento unos dólares más me puedo llevar un “efecto” que reproduce varios “efectos”, “el DOD TEC4x es el más económico y funcionará con lo que quieres hacer”, “pero el Zoom también tiene hartos efectos” decía aquel tipo argentino que en realidad no usaba efecto y que para él solo funcionaba meter la guitarra a un buen amplificador y nada más… Era también por lo que hacía (el tipo de música) pero a mi solo me interesaba el grunge, la distorsión, sonar sucio, nada de delicadezas y cuestiones técnicas musicales… ¿un Zoom?, no, prefiero el DOD, ya que tener tantos “soniditos” divertía, y si aumentando unos dólares podía tener más que uno, pues bueno, valía la pena intentar… Nunca estuve contento, la distorsión no sonaba a esa tipo suciedad, sino que en realidad era sucia (textual)… estaba bueno para sus otras cosas, no para la distorsión… conectarlo a la única toma de 110 en casa era un problema, no llegaba el cable al equipo, pero siempre uno se da modos.
Lo bueno era (es) que podía ir al efecto que quisiera sin afectar al que está en uso, cosa que con el Zoom no se podía y era (es) lo que más me molesta de ese tipo de cosas. Nada más.

… El problema reside en que, no sé por qué, pero nadie, o casi nadie, te enseña, te muestra, te demuestra… Es lindo aprender todo uno solo, pero el inconveniente es el tiempo que esto lleva… ser podría ahorrar tanto tiempo uno… y así, de a poco se va aprendiendo… ni modo.

Me asustan esas canas en la cabeza… el tiempo no pasa en vano, claro… Pero el cuerpo envejece jodido. Las cosas comienzan a hacer mal…
Hasta ahora no sé qué tipo de amplificador es aquel… Aquel cuyo anuncio vi en el periódico y fui donde un señor a cuyo hijo pertenecía uno, primero, visualmente muy grande y, segundo, con cuatro entradas… Alucinante!
Pues la oferta era mayor a lo que el demandante podía costear… Se hizo una oferta del monto del demandante, dicha oferta estaba sobre la mesa y el interesado dudaba si lo lograría, no podía hacer más, prestándose incluso, solo podía llegar a esa cifra…
Unos cuantos días pasaron… uno se imaginaba que podría haber pasado, era bastante grande y eso daba la impresión de bueno…
Suena el teléfono y el señor aquel decía que como se iba de viaje aceptaba la oferta pero si iba en ese mismo instante…
Se llegó a su casa, interesaba también la computadora porque tenía entrada para video y se podía ver tv ahí y editar videos… Pero el amplificador tan grande… se necesitó mucha fuerza para subirlo al taxi y luego al departamento… más bien el tipo, o sea su hijo, le había puesto rueditas para que sea mejor manejado… dichas ruedas fueron cambiadas el 2007, ahora está más alto.

Sin embargo el verdadero equipamiento comienza desde el año pasado… se va aprendiendo de a poco y creo que ya se puede sonar más decente.

Pero un EH Small Clone es muy necesario.
Publicar un comentario