1 de marzo de 2011

Operadora

Era miércoles, en este momento no recuerdo qué hice en la mañana... Creo que me quedé en casa, entonces fui a almorzar. Previamente, el lunes comí lagsana (cómo se escribe?... ah! está bien) cuyo ahogado (está bien escrito?) contenía bastante cebolla, al día siguiente una especie de milanesa que hace mi tía (dos carnes gruesas que al medio pone queso y las cubre con el preparado de huevo), el arroz que acompañaba a la carne parecía contener bastante ajo... Entonces al llegar a almorzar el día miércoles, mi tía me sirve un suculento plato pollo con bastante ahogado picante y lleno de cebolla, creo que ese plato es "picante de gallina", no estoy seguro. Simplemente puse de mi, no me sugestioné e hice caso omiso a la preparación, me dediqué a disfrutar el plato que estaba muy rico, lo único que hizo que me detenga de comerlo fue que estaba tan picante que ya no pude más.
Comí mientras leía el horóscopo chino que estaba bueno, ja, ja.
Estaba entusiasmado porque finalmente íbamos a salir, ya que ya estabas caminando y tus puntos ya estaban fuera, además que íbamos a ver Jackass 3D.

Hasta la hora de vernos estaba tranquilo, bastante lleno por la comida comida en el almuerzo, de hecho no tenía hambre cuando tú comiste el sándwich de lomito.
Vimos la peli, reímos un montón y no pasaba nada sospecho.

El día jueves, al despertar tuve una extraña sensación de que un mal se acercaba, por tanto decidí tomar de desayuno simplemente té con galletas. No recuerdo qué fue el almuerzo, me acuerdo que había arroz, pero... ah! creo que fue esa milaneza que comentaba, creo que fue en jueves que comimos eso y que el martes fue pollo a la broaster... Algo así.
Ya para la tarde mi vino mucho eructo, sentía mi panza hinchada, le dije a mi pa' he hizo que tome un DomperDigest. Parecía que se me pasaba pero en la noche seguía con molestias y el estómago me dolía, pero no era un dolor que me llevaba al baño, no, era una sensación extraña, de hinchazón y gases (eructos).

Con todo el malestar ya no pude salir, me quedé en casa.

Al día siguiente la cosa no mejoraba, fui a almorzar, creo que esta vez comimos tallarines con ahogado, comí poco, dejé el ahogado.

Para la tarde volví comenté nuevamente que me sentía mal, mi padre me dio Enzigas. Calma momentánea.

Para las 18:00 hrs el dolor era bastante, solo atinaba a escribirte comentándote lo mal que me sentía. De hecho, esto fue lo que puse en Twitter: "Anotando el primer gran dolor de estómago del año. Maldita sea! volvemos a la típica", mensaje dejado el 28 de Enero a hrs 19:00 más o menos.

Pero como estaba en casa aproveché de trabajar en el menú que, dicho sea de paso, me estaba costando hacer, entonces pensé que era una buena oportunidad de trabajar hasta terminarlo... a pesar de los dolores.

Ya no daba más, el malestar estaba empujándome a que me recueste en cama, antes de ello simplemente quería informar a la banda que el lunes iba a mandar el video a Santa Cruz, a Cochabamba y Potosí. Estaba Arturo en el chat y mientras comentábamos de las cosas que teníamos que hacer para con la banda, ya no podía más y le dije que me iba a levantar e ir a la cama, porque este dolor era demasiado...

Mientras avanzaba la noche, simplemente te seguía comentando que el dolor crecía. Tomé mate tras mate, que si bien me calmaba un poco, solo duraba unos minutos esa calma, el dolor volvía.
No había nadie en casa y cuando te decidiste a llamar en ese momento fue que llegó mi madre, a eso de las 23:15.

Gracioso lo que me decías al teléfono que ese no era un dolor simple de estómago, me decías "no será algo más? no será tu apéndice? ya que te duele en ese lugar..."

Le comento a mi madre sobre mi dolor. Lo que hace ella es llamar a mi padre y consultarle sobre qué puedo tomar para el dolor. Él le da una indicación sobre que tome una pastilla, no sé qué nombre.
Tomo, ya son las 23:45 y el dolor aumenta, mi madre ve que ando retorciéndome, y que no puedo estar erguido. Me dice "haber te revisaré el estómago". Al ver su rostro serio, supe que esto era más que un simple dolor de estómago, me dice "tu estómago está distendido". Rápidamente llama a mi padre, quien estaba en sus reuniones sociales, y le comenta lo de mi estómago. Él dice "como ya tomaste la pastilla esperemos un rato, además ya voy a la casa".

A hrs 00:45 mi padre llega a casa, me ve e inmediatamente me dice "tenemos que ir al hospital" llama a su amigo y este le dice que vaya con confianza a la clínica "Virgen de la asunción".

No pude ni lavarme la boca, apenas me puse zapatillas y me abrigué, ya que afuera llovía. Subimos al auto y ya presentía que tal vez no volvería a dormir a casa. Todo el tiempo trataba de pensar positivo. El dolor no cesaba. Cruzamos por los trillizos, ir a San Jorge era cuestión de minutos... Pero cerraron la cuadra de la casa del presidente (cuando no el presidente!) y no pudimos pasar, por tanto tuvimos que ir a dar todo un paseo para aparecer en la 6 de agosto y poder bajar hasta la clínica que al frente de la clínica 6 de agosto.

Llegamos, la lluvia era fuerte, no mojamos un poco esperando que nos abran la puerta. Una vez dentro me comenzaron a examinar...

Continuará.
Publicar un comentario