26 de marzo de 2011

Recuperación A

Mucho dolor! Proviene de la espalda, no cesa... Calmante uno, a las 16:30 calmante 2 y a las 19:00 calmante 3.

... Este respirador comienza a asfixiarme, pero al sacarlo me doy cuenta que el exterior es más aún... Pero la espalda, no puedo moverme, la herida se deja sentir, el cuerpo se encuentra en un estado de reposición y alteración post operación que la mente no puede controlar.

¿Hasta qué hora debo usar esto? ¿En dos horas más?... Contando los minutos.

Ya no doy más, ¡mi espalda!, ¡Ya sáquenme de aquí!
Doctora: -Le dije a tus padres que estás molestoso-

Ja, ja, ja. Si doctora, tengo 12 años.

Quieres que te saquemos de aquí y te llevemos a tu sala?
No te vas a desmayar pero... Sin desmayar.

Qué me voy a desmayar si estoy tan lúcido que el dolor de espalda me está haciendo estragos.

Salir. El dolor de la operación también se hace sentir con cada roce que pasa por el cuerpo, en cualquier parte sea esta.

Estás ahí!
Qué lindo fue verte, realmente hermoso, fue lo que despertó en mi; fuerza.

Necesito toda la ayuda para echarme y luego, para moverme.
Pero qué dolor!.

Y ahí las dos tratandome de ayudar para que consiga una postura en la cual no sufra tanto.

No puedo imaginar cómo la pasaste tu, madre. Realmente impresionante tu fuerza.

Un poco más arriba. No, bajaré los pies, la cabecera un poco más, una almohada.
Le puedes llamar y pedir que me lo traiga?
Cuándo llegará?
Y las horas siguen pasando... Tu me haces mucho bien, él está muy feliz, ves? aunque yo esté mal.

Nuevamente calmante. Luego llegó la almohada y para eso el calmante estaba haciendo efecto... finalmente. Y finalmente pude estar más tranquilo y en una posición.
Bueno, vayan a comer, no se preocupen, estoy mejor.

Incluso me senté, el malestar era amplio.
Ya es bastante noche, quisiera dormir, el malestar no deja y además aprovecharé de esperar a que me pongan el medicamento.
En verdad tengo hambre, pero supongo que en el suero ponen vitaminas y minerales.

Por favor apaga la tv. Gracias por quedarte.

5 de la mañana. Necesito ir al baño, estuve utilizando "chata" pero tal vez ahora si necesito ir... No en realidad no, tal vez solo son los nervios.
Volver a dormir, y las visitas de las enfermeras que ya ni siquiera entiendo las repeticiones, pero de todas formas se agradece la atención.
Finalmente se puede dormir bien... Pero hasta ello ya es tiempo de la visita del doctor.

"Todo está bien, estás verdaderamente bien. De hecho ya puedes irte, si así lo deseas... Te voy a dar esta receta para que consumas estos medicamentos y tienes que comer esta semana pura comida blanca y sencilla, nada de ajies ni grasas, así también ejercicios y/o esfuerzos, la próxima semana te sacamos las grapas y quien te dice que incluso ya mañana puedas ir a clases también"
"Te vamos a poner un parche para que no tengas problemas de bañarte ni similares"

Gracias doctor. Entonces me alisto, vienen familiares, que nadie más venga porque ya me voy, cada segundo en una clínica cuesta un montón de dinero. Maldita sea no estar asegurado! Como la gelatina y vámonos... La sopa lo dejo, es 10:30, demasiado temprano para tomar sopa.
Publicar un comentario